Los XV de Rubí

To access this article free of charge for the next month go to –> https://authors.elsevier.com/a/1Z8do5YrUnEBf

Abstract

Communication technologies aid transnational communities in maintaining their relationships and strengthening their identities across borders. For example, by using digital media, communities can transcend both place and time to enter social spaces where they co-create shared experiences. This article explores how transnationals who do not belong to one single social network employ language and online participation in the micro-blogging site, Twitter, to co-create a chronotope, an imagined space that transcends geography and temporality, and in doing so, signal their belonging to a Mexican community. Using an online-discourse approach, I examine the participation of Mexican immigrants and children of Mexicans living in the US in an online viral cultural event: XV de Rubí, a celebration that marks the fifteenth birthday of a girl coming of age. I show that individuals use Twitter to co-construct an imagined experience in which they perform, negotiate and police ‘Mexicanness’. This article argues for more inclusive understandings of transnationalism that account for the ways in which people use the affordances of social media to enact cultural practices, keep in touch, forge ethnic identities, and display their sense of belonging to a wider Mexican culture.

I show that individuals use Twitter to co-construct an imagined experience in which they perform, negotiate and police ‘Mexicanness’.

Christiansen, 2019

Some of the highlights for this article are:

  • Transnationals can transcend time and space online to co-create shared experiences.
  • Fields of belonging emerge based on how well people display cultural knowledge.
  • Studies on transnationalism that include online social media contexts are needed.

The writing of this article

La primera vez que experimenté algo sobre los XV de Rubí estaba en una clase de danza folclórica mexicana en el centro de San Antonio, Texas. Una amiga y yo estábamos bromeando como siempre y empezamos a aludir a memes sobre esa fiesta. Yo pensé que era algo que había surgido en el internet de broma, y como no veo televisión (no tengo en mi casa) no estaba enterada del fiasco de la invitación pública del papá. Mi amiga me puso al tanto y después me dijo que si quería otras amigas y ella iban a ir a comprar vestidos para la fiesta. Pasando las semanas, mi amiga y yo ya estábamos planeando en ver la fiesta por Facebook y vestirnos y hacer nuestra propia cena. Ya que si hubiéramos podido, nos íbamos de coladas.

Fue cuando me di cuenta que estas acciones no solo eran de mi amiga y yo. Eran las de cientos (y miles) de mexicanos que se encontraban en México (fuera del rancho de Rubí) y el mundo. Todos de alguna manera aprovechamos esta ocasión para vivir, revivir, recordar, y “hacer” o demostrar la cultura. Aún aquellos que lo veían como un circo, se reían de memes, compartían los memes, etc. Repelaron y criticaron como lo hubieran hecho también en México.

Esta fue la premisa de este artículo. Este evento (mal hecho, exagerado, como sea) fue un trampolín para actuar como mexicanos en donde estuviéramos. Sabemos los protocolos de fiesta, y entonces los podíamos reproducir tan cerca o fuera de México.

Ojalá que disfruten el artículo y me cuenten como vivieron ustedes los XV de Rubí.

Advertisements
%d bloggers like this: